20 NOV 2006 DE PROFESIÓN EDITOR, POR ARIEL SEBASTIÁN DÍAZ

 

Esta aventura literaria se originó compartiendo lecturas con unos amigos libreros en una tórrida noche de diciembre de 2004. Recuerdo algunos textos, un cadáver exquisito y, sobre todo, el efecto metafísico del alcohol. Al año siguiente, las nocturnidades –y los vasos de whisky– se multiplicaron, de modo que aquellos textos fueron tomando “forma” de libro. Un libro fundacional publicado en julio de este año llamado Cer dos, colectivo de escrituras (no de autores), producto genuino de una piara. Así lo describe Carlos Gamerro en su prólogo: “No es bueno que el cerdo esté solo. Cerdos es ser dos, y ser dos es ser muchos; lo propio del cerdo es andar en manada. O para ser más precisos, en piara. El cerdo no es individualizable. Nadie se pregunta, cuando los cerdos atacan, si el mordisco en la nariz me lo pegó ese rosadito con manchas negras, si el que me pisoteó era el Berkshire o el Poland China. Por eso éste no es un libro de autores. Todos los poemas son iguales, y ningunos son más iguales que otros. El libro como chiquero, el poemario como piara”.

Quizá, por ser conscientes de que la única experiencia posible es la experiencia de sí, decidimos abarcar todo el proceso editorial, decidirnos escritura y experiencia. El trabajo fue arduo y apasionante: en mi rol de editor seleccioné, compilé, corregí y edité los textos, respetando la variedad de estilos y cuidando la estética general. Mientras “cocinábamos” Cer dos (en el lodo del realismo sucio), se concretó la audaz idea de construir un espacio propio. El entonces protolibro devino editorial-librería-bar-disquería, en una casa reciclada en el ahora hedonista barrio de Palermo Viejo (Costa Rica 4767). Inaugurado públicamente en marzo del corriente año, Crack-Up (en homenaje al relato autoconfesional de Francis Scott Fitzgerald) es un amplio y novedoso proyecto cultural dirigido por experimentados libreros y por el autor de esta columna como responsable del sello editorial.

A casi dos años de aquella noche mítica –y etílica–, nuestra aventura, hoy, es consolidar dicho proyecto: continuar publicando y vendiendo libros, sin soslayar que –en términos de Fitzgerald– “evidentemente, toda vida es un proceso de demolición”.


 

 

ARIEL SEBASTIÁN DÍAZ
Director editorial

editorialcrackup@gmail.com
(+54) 9 11 5702 9487


MARYOALY TORO
Directora comercial

ventascrackup@gmail.com
(+54) 9 11 5850 4258

DÓNDE COMPRAR

 


Catálogo completo
Descargar


Versiones digitales
Bajalibros

 

 

Diseño y Hosting wdlhosting

Todos los derechos reservados prohibida su reproduccion total y parcial